Epimeleia

Beyonce nos cuenta que su embarazo de mellizos fue muy difícil.

La misma plataforma que ha sido elegida por Beyoncé para acercarnos un poco más a la persona, y no solo a la cantante. En el documental ‘Homecoming’, dirigido y producido por ella, la intérprete se sincera sobre las dificultades que atravesó durante su segundo embarazo. “Mi cuerpo pasó por más de lo que sabía que podía. En el útero, el corazón de uno de los bebés se paró un par de veces, así que me hicieron una cesárea de urgencia. Se suponía que debía hacer Coachella el año anterior, pero me quedé embarazada de forma inesperada. Y terminaron siendo mellizos, lo que fue aún más sorprendente”, se sincera.

Cuando dio a luz en junio de 2017, Beyoncé pesaba más de 98 kilos, por lo que no le resultó nada fácil recuperarse, ni emocional ni físicamente. “Tuve que reconstruir mi cuerpo. Me llevó un tiempo sentirme lo suficientemente segura como para dar todo de mí. Gran parte de la coreografía de mis espectáculos son sentimientos, por lo que no es tan técnico, es tu propia personalidad lo que le da vida al show. Eso es difícil cuando no te sientes tú mismo”, explica. “Al principio, mi cuerpo no estaba conectado internamente. Mi mente no estaba allí. Mi mente quería estar con mis hijos”, continúa. Y añade: “Lo que la gente no ve es el sacrificio. Hubo días que pensé que nunca más volvería a ser la misma. Ni físicamente, ni mis fuerzas ni mi resistencia serían las mismas”.

Diversidad de obstáculos y peripecias tuvo que hacer la estadounidense para lograr un espectáculo de calidad durante el festival de Coachella, convirtiéndose en la primera mujer negra que encabeza la lista de artistas. “Siento que soy una mujer nueva en un nuevo capítulo de mi vida. Y ni siquiera intentó ser quien era antes. Es muy hermoso que los niños te hagan eso”, finalizó Beyoncé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba